volver

Volvo amplía su gama todocamino con los S60 y V60 Cross Country

Volvo amplía su oferta de vehículos de enfoque todocamino con la llegada al mercado de las variantes Cross Country del S60 y de su versión familiar el V60. Modelos que ofrecen una mayor altura libre al suelo, una estética más campera y la posibilidad de contar con la tracción 4x4. Ya están a la venta en el mercado español.

Estos nuevos modelos con el acabado Cross Country vienen a sumarse al S40, que ya ofrece este acabado desde hace más de un año. Estos dos nuevos modelos se ofrecen con las motorizaciones diesel D3 y D4 y con el potente motor de gasolina T5. Tanto el S60 como el V60 están disponibles, según versiones, con el cambio manual de seis marchas o con uno automático de seis u ocho marchas según el motor. Y también están disponibles con dos o cuatro ruedas motrices.

De la misma forma que hace unos meses lanzara la variante Cross Country de aspecto todocamino del V40, su modelo compacto, ahora también lo hace con un modelo de un segmento superior y que se ofrece con dos carrocerías. En cualquier caso, ya sea en la berlina o en el familiar, su altura de la carrocería se ha aumentado en 6 centímetros hasta dejarla en un más que interesante valor de 20,1 centímetros.

Esta altura le permite superar algunos obstáculos en pistas, aunque por supuesto, ni es ni quiere ser un todoterreno. Por ello, su terreno ideal tanto si es una versión con tracción 4x4 como si se trata de una de tracción delantera, su terreno ideal es el de las buenas carreteras y en una situación más extrema, un buen camino o pista forestal.

Lo que Volvo aporta con estos modelos es que a la calidad y el buen funcionamiento de sus modelos S60 y V60, marcados por ese estilo nórdico único en el mercado se añade ahora este aspecto exterior más rudo, más robusto, y también ese toque un poco más campero con sus pasos de rueda en material plástico.

La herencia de diseño escandinava de Volvo es evidente tanto en el interior como en el exterior. En el interior, el cuidado por el detalle, los materiales auténticos como la madera y el cuero y los mandos fáciles de usar contribuyen a la sensación al agrado de conducción.

Un aspecto destacado y útil es la incorporación de asientos inteligentes en la parte trasera. Al poder abatirse en tres segmentos, 40/20/40, ofrece la máxima versatilidad de uso en un maletero que normalmente ofrece 430 litros pero que puede aumentarse con facilidad plegando el siento trasero.

Los nuevos S60 y V60 Cross Country se ofrecen con dos motores de gasolina. En el caso de las variantes con tracción total, es el T5 de 2,5 litros y 254 CV. Por su parte los vehículos con tracción delantera incluyen un motor T5 Drive-E de cuatro cilindros con 245 CV y 350 Nm de par. El consumo con la nueva transmisión automática de 8 velocidades es de 6,6 l/100 km en el caso del V60 Cross Country.

Pero sin duda la mayor parte de las ventas de los nuevos modelos de Volvo corresponderán a las variantes diesel, con dos alternativas, el D4 de 190 CV y el D3 que proporciona 150 caballos, más que suficientes para el tráfico tan limitado que hay en España. El D4 de 190 CV y tracción delantera ofrece una buena combinación de eficiencia y rendimiento. El consumo de combustible del V60 Cross Country D4 con caja de cambios manual es de 4,2 l/100 km (111 g/km de emisiones de CO2). También hay disponible un D4 con tracción a las cuatro ruedas basado en el motor de cinco cilindros que desarrolla 190 CV.

En cuanto a la versión de acceso a los nuevos S60 y V60 Cross Country emplea el propulsor D3 Dirve-E de cuatro cilindros con 150 caballos. El V60 Cross Country D3 con caja de cambios manual ha homologado un consumo de 4,2 l/100 km, que corresponde con unas emisiones de CO2 de 111 g/km.

Hemos podido hacer una primera toma de contacto por carreteras de Málaga con los nuevos modelos de Volvo y en concreto con la variante D4 de 190 caballos del V60 y con el cambio automático. Una combinación mecánica ideal dentro de la gama, que ofrece un consumo bastante razonable con un vehículo muy dinámico y de ágil comportamiento. Lo que más me interesaba era comprobar hasta qué punto esa mayor altura libre al suelo afectaba al comportamiento real del vehículo sobre el asfalto.

La verdad es que su comportamiento no muestra diferencias con respecto a las versiones más bajas de carrocería. El éxito está en unas suspensiones bastantes firmes, pero que no conllevan una pérdida de confort o de precisión de guiado. Lo que no he podido ha sido probar el coche fuera del asfalto en condiciones un poco más complicadas.

Como todos los modelos de Volvo, estos nuevos Cross Country incorporan los últimos avances en materia de seguridad, entre los que destaca el control de descenso en las versiones con tracción total que aseguran un descenso seguro por una pendiente pronunciada cuando rodamos por una pista.

Y por su puesto todos los sistemas que han posicionado a Volvo como una referencia de seguridad, como el control de luces largas activas, que elimina la necesidad de cambiar entre luces cortas y largas al llevar siempre las largas puestas, pero sin molestar a otros vehículos.

Incluye el sistema de frenado automático con detección de peatones y de ciclistas, que avisa cuando se detecta una persona en la trayectoria y que si el conductor no actúa frena de manera automática para evitar el atropello. Los nuevos Cross Country cuentan con el sistema City Safety que está activo a velocidades de hasta 50 km/h. El vehículo frena automáticamente si el conductor no reacciona a tiempo cuando el automóvil que hay delante reduce la velocidad o se detiene, o si el conductor avanza demasiado rápido hacia un vehículo parado.

También la ayuda para permanencia en el carril que facilita al conductor seguir en el mismo carril. Esta función aplica una fuerza sobre el volante para evitar que nos salgamos del carril y está activo entre los 65 y los 200 km/h. Como todos estos sistemas de seguridad, siempre el conductor puede anularlo.

E incorpora el aviso de ángulo muerto gestionado por radar que en Volvo se denomina BLIS. O la alerta de cruce que utiliza los sensores de radar de la parte trasera del vehículo para alertar de que se acerca un coche desde un lateral, un sistema ideal para las zonas comerciales. Y lo mismo el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, que incluye el aviso cuándo se supera el límite de velocidad establecido.

Esos son los precios recomendados para la variante V60 Cross Country, que será la más vendida, para el mercado español,

Volvo V60 Cross Country D3 150 CV 4x2, 35.950 euros

Volvo V60 Cross Country D4 190 CV 4x2, 38.650 euros

Volvo V60 Cross Country D4 190 CV 4x4, 43.570 euros

Volvo V60 Cross Country T5 254 CV 4x4, 49.034 euros.

Fuente: El Confidencial.

Solicitar información

Reserve su cita en el taller

de la manera más fácil

Solicitar cita ahora

Ofertas

La lealtad no tiene precio, pero sí tiene recompensa.
La lealtad no tiene precio, pero sí tiene recompensa.
Por creer. Por confiar. Por compartir una gran marca.
ver más
Volvo V40 Cross Country por 21.675€
Volvo V40 Cross Country por 21.675€
¡Infórmate!
ver más
Nuevo Volvo V40 T3 R-design por 25.500€
Nuevo Volvo V40 T3 R-design por 25.500€
Ahora con seguro a todo riesgo gratis durante un año*
ver más